sábado, 24 de octubre de 2015

Cuernos y astas

En más de una ocasión has visto animales que tienen cornamenta sobre sus cabezas: cabras, toros, rebecos, gamos, ciervos y corzos. Aparentemente son iguales...pero no, hay grandes diferencias.

Veamos cuales son:

Cuerno: estructura ósea permanente ( no se cae nunca) que se dispone en los huesos frontales del animal. No son ramificados. Están cubiertos por una vaina de queratina (piel).


Asta: también llamada cuerna.  Es una estructura ósea temporal (se cae todos los años), se dispone en los huesos frontales del animal. Suelen ser ramificadas. El hueso en principio, durante su crecimiento, está cubierto de piel blanda llamada terciopelo, felpa o borra. Cuando el asta está completamente desarrollada, la borra se desprende que queda al descubierto el hueso. La cuerna o asta se caen anualmente pero no a la vez, es decir primero se le cae al macho una cuerna y luego la otra.



Aquí vamos a hablar únicamente de cuernos y astas de animales españoles.

El cuerno

Es típico de los bóvidos (vacas, cabras y ovejas). El cuerno de los bóvidos es hueco, a diferencia del del los cérvidos que es macizo. Es hueco porque por ahí pasan importantes vasos sanguíneos que alimentan al hueso durante toda la vida. Además, también discurren nervios por dentro de él.
Son estructuras pares que se disponen sobre los huesos frontales del animal. No están ramificados. Los presentan los machos y en algunas especies también las hembras.
Si presentan tanto machos como hembras los cuernos, suele haber dimorfismo sexual. De manera que los cuernos de los machos son más grandes y/o más anchos y fuertes que los de las hembras.

El cuerno de un toro:
Cuerno de toro.


Cráneo de vaca con sus cuernos.



El cuerno de una cabra:


Cráneo de cabra con cuernos.


Vaina del cuerno de cabra.




El asta o cuerna

La presentan los cérvidos (ciervos, gamos y corzos). El cuerno de los cérvidos es macizo. En su superficie exterior se pueden ver las venas que han alimentado el asta durante su formación. Son estructuras óseas pares que suelen ser ramificadas y se disponen sobre los huesos frontales del animal. Se caen y se regeneran cada año.
Tanto en el caso de los gamos, como de los ciervos  y corzos sólo los machos presentan astas.
El desarrollo de las astas está influenciado por hormonas hipofisarias y testiculares.

El asta empieza a desarrollarse sobre el hueso frontal a la altura de la zona supraorbital formando unos pedúnculos óseos (futura roseta) constituidos por tejido óseo esponjoso. En la parte superior de dicho pedúnculo óseo se establece un botón germinativo en el que se produce un aumento significativo de fibroblastos. Estos son los responsables de producir el tejido conjuntivo que hace crecer el asta que posteriormente se calcificará para formar hueso esponjoso. Durante el crecimiento del asta el hueso está muy vascularizado y alrededor de él se desarrolla una capa de piel vascularizada e inervada que alimenta al hueso, es el llamado terciopelo o borra.
Este terciopelo se desarrolla a partir de la piel de alrededor del asta pero sufre modificaciones:

  1. Se pierden los músculos erectores del pelo y de las glándulas sudoríparas.
  2. Se aumenta la vascularización e inervación de la zona.
El asta se va desarrollando por aumento de mineralización que va provocando una pérdida equilibrada de la vascularización del terciopelo y su consecuente necrosis, lo que facilita su caída (desmogue).

Cuando el asta se encuentra formada, practicamente, toda está formada por hueso compacto quedando solo un poco de hueso esponjoso en su zona más distal (si llega el caso). Además, ha perdido la vascularización excepto en la zona del pedúnculo óseo (roseta) donde se aprecia una importante irrigación sanguínea mantenida por capilares. Esta es la responsable de mantener la humedad y fortaleza necesaria al asta para poder llevar a cabo sus luchas sexuales.




Cuerna de gamo:

Cuerna o asta de gamo

Cuerna de ciervo:

Cuerna o asta de ciervo



El cuerno de un corzo:




Las astas son los huesos más fuertes de la naturaleza y los que más rápidamente crecen. En los cérvidos ibéricos tienen un crecimiento medio de 0.51 a 0.68 cm al día. Este crecimiento es tan rápido que la nutrición no aporta lo suficiente como para desarrollar el asta por lo que el animal debe derivar aproximadamente el 28% de masa esquelética a la misma. Esto produce una osteoporosis temporal , es decir, reversible. Durante las estaciones de formación de la cuerna, primavera y verano, se pierde hueso del esqueleto pero se recupera en las estaciones de otoño e invierno.




Otros artículos en este blog:
El cuerno de la cabra (en construcción)





No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te puede interesar

Aquí puedes encontrar artículos realacionados con el que acabas de leer.